Actualidad del rubro

10 consejos para garantizar la seguridad de los alimentos

Autor: Comerciante, publicado el

Cada 7 de junio se conmemora el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, que busca reducir los riesgos al momento de comprarlos y consumirlos.

Los nuevos estilos de vida, hábitos de consumo y la necesidad de que parte de las comidas se realicen fuera del hogar, ha conducido al desarrollo de nuevas presentaciones de comidas rápidas y listas para servir. Lo anterior, sumado a la creciente informalidad y la presencia de vendedores ambulantes y callejeros, aumenta los peligros existentes y constituyen un potencial problema de salud pública, según alerta la directora del Centro de Inocuidad Alimentaria de la Universidad de Talca, Ana Karina Peralta.
En el marco del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, que se conmemora cada 7 de junio, "es fundamental que los servicios de alimentación cumplan con un estricto control acorde a las exigencias legales, pero también es necesario que la ciudadanía esté informada de las normas sanitarias y riesgos al momento de comprar y consumir alimentos tanto en el hogar como en el comercio”, precisó la académica.
Recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que más de 600 millones de personas se enferman y 420 mil mueren cada año por comer alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos, toxinas o sustancias químicas, por lo que hizo un llamado a prevenir, detectar y gestionar los riesgos de enfermedades transmitidas por alimentos.

Recomendaciones

"La inocuidad alimentaria es un asunto de todos, e involucra a todos los agentes que participan en cada etapa de la cadena alimentaria: desde la producción y la cosecha, hasta el procesamiento, el almacenamiento, la distribución, la preparación de los alimentos y el consumo", señaló Ana Karina Peralta.
Por ello, la docente entregó un decálogo de recomendaciones para tender lo más posible a lograr la inocuidad de los alimentos:
1. Lavar las manos con agua y jabón: Al manipular y preparar alimentos, antes de comer, después de ir al baño o cambiar pañales.
2. Beber siempre agua potable. Si no se dispone de ella, hervirla al menos 3 minutos, dejarla enfriar y almacenarla.
3. Limpiar y desinfectar mesones y cubiertas donde se preparan los alimentos (especialmente aquellos en contacto con alimentos crudos).
4. Manipular separadamente carnes y mariscos crudos.
5. Separar los alimentos crudos de los cocinados o listos para comer.
6. Consumir carnes, pescados y mariscos bien cocidos.
7. Mantener los alimentos a temperaturas seguras (bien fríos o bien calientes).
8. Lavar todas las verduras y frutas, incluso las empaquetadas.
9. No consumir mayonesa casera.
10. Comprar y consumir alimentos en lugares autorizados
La especialista, experta en salud pública, recalcó por último que la inocuidad alimentaria es una responsabilidad compartida entre gobiernos, productores y consumidores, siendo vital cumplir con las normas alimentarias mundiales, establecer regulaciones de control de alimentos, proporcionar acceso a agua potable, aplicar buenas prácticas agrícolas, fomentar el uso de sistemas de aseguramiento de calidad por parte de las empresas alimentarias, y educar al consumidor en la elección de alimentos sanos.