Mi Pyme

Botillería La Barra de Talagante la rompe con más de 300 tipos de cerveza

Autor: Comerciante, publicado el

"La idea es tener la mayor cantidad posible de etiquetas distintas, sobre todo del mundo de la cerveza artesanal", cuenta Jonnathan Isamit, su dueño.

Aunque la mayoría de los emprendimientos terminan siendo el resultado del empeño y la persistencia de algún soñador, hay otras ocasiones en que el nuevo negocio que le cambia la vida fue el resultado de saber aprovechar la oportunidad que golpea la puerta.
Y esto último fue lo que le ocurrió a Jonnathan Isamit, dueño de la Botillería La Barra, en Talagante, porque hace siete años ni se hubiera imaginado ser conocido como el dueño de uno de los locales con mayor cantidad de marcas distintas de cerveza en el país.
"Fue más una oportunidad que se me dio en el camino más que algo que yo haya buscado", reconoce, y cuenta que "un primo tenía primero una botillería y después dos, pero no le fue bien con los dos locales en paralelo y le pregunté si iba a arrendar los derechos de la patente de alcohol, le pregunté cómo ubicar a los dueños para tomar el local en Peñaflor, y así empecé hace 6 años".
Recuerda también que "el nombre viene porque en el local donde empezamos había un mesón que amulaba la barra de un bar. La idea era que fuera un nombre corto, fácil de recordar".
Tiempo después Jonnathan compró el local que ahora tiene Talagante, y aunque alcanzó a tener dos botillerías, en mayo del 2019 vendió la de Peñaflor y se fue a vivir a Talagante.

Cervezas

"Llevamos un año trabajando el formato de cervezas. La idea es tener la mayor cantidad posible de etiquetas distintas, sobre todo del mundo del craft, es decir, de la cerveza artesanal", cuenta orgulloso.
Y recalca que antes se asociaba este tipo de cerveza exclusivamente a los bares y con formato de barril, y como con las pandemia cerraron estos locales, el público se quedó sin su producto favorito. "Eso hizo que las cervecerías buscaran otro formato para venderse durante la cuarentena, y empezaron a envasar en latas hasta que llegaron a las botillerías. Y ahí nació mi idea de traer estos productos. Empecé con una marca y ahora debo tener más de 300 etiquetas diferentes, tanto nacionales como extranjeras", asegura.
Jonnathan tiene muy claro que el mundo de la cerveza artesanal está creciendo rápido en Chile y deja en claro que hay varias cervecerías que están haciendo muy bien la pega, "probando nuevos sabores, como una cerveza con ají, por ejemplo. Incluso hoy existe la cerveza sour, pero no mucha gente la conoce todavía. Pero en Chile existe claramente un interés por probar y conocer nuevos sabores".

Redes sociales

Junto con la incorporación de cervezas distintas a las usuales, el emprendedor le puso empeño con las redes sociales, que según él "fueron muy importantes para darnos a conocer con el tema de la cerveza. Trabajamos con Instagram y Facebook, pero el primero es nuestro fuerte, casi todo lo tiramos por Instagram. De hecho, sigue siendo nuestro motor publicitario. Gracias a las redes sociales nos hicimos más conocidos y tengo clientes de Padre Hurtado, el El Monte, de Melipilla, hasta de Maipú. Y tenemos una página web para recibir pedidos".
Revela que recibe apoyo con la edición de algunas fotos y la preparación de los post, "pero las publicaciones y la idea corren por mi cuenta. Hace algún tiempo tomé algunos cursos a través de Sercotec y lo aplico ahora"
Finalmente, destaca que "durante toda la pandemia seguimos con el local abierto, pero lo que más hicimos fue hacer despachos y empezar a trabajar con delivery, que ahora usamos sólo para las cervezas especiales".