Mi Pyme

Diseñadora industrial la rompe confeccionando ropa para niñ@s: "A las mamás le encantan los colores y la calidad"

Autor: Comerciante, publicado el

Pamela Durán empezó a coser desde muy niña, pero solo desde hace seis años decidió emprender en el rubro. Estudió, se perfeccionó y hoy tiene una vasta clientela fiel.

Pamela Durán volvió en 2014 a Chile desde Australia con un propósito claro. Montar una pyme de vestuario para niños y niñas, probar suerte y comenzar a confeccionar diseños. Para aquello, se vino desde el país oceánico con una gran cantidad de telas para presentar en su primera colección. 
Y la primera recepción fue todo un éxito. Primero partió ofreciendo la ropa en su cuenta de instagram y vendió todo. Ese fue el impulso que necesitaba para seguir confeccionando y comenzar a nutrir su emprendimiento.
“Un amigo que es fotógrafo me ayudó y le sacamos fotos a los productos. De esa manera hice mi tienda online y la recepción fue super buena porque hasta ahora no he parado”, cuenta esta diseñadora industrial de profesión, casada y madre de un pequeño hijo. 
En cuanto al vestuario infantil que ofrece, Pamela dice que a sus clientas les encanta la gran diversidad de colores alegres de la ropa, la calidad y comodidad que tienen. “Uno de los productos preferidos y que piden mucho las mamás son unos ponchitos, yo les digo capas. Son anchos, coloridos y le brindan libertad de movimiento al niño para que pueda jugar tranquilo”, señala.
“Sus hijos no van a andar empaquetados, o incómodos. Las mamás lo prefieren por eso y por la gran cantidad de colores. Eso les llama la atención visualmente, y luego se dan cuenta que están muy bien hecho, que son funcionales. Ellas me compran todos los años a medida que sus hijos van creciendo”, agrega. 
Pamela Durán vive en Villa Alemana, y pese a sus estudios y el alto conocimiento que tiene de su rubro no deja de aprender. Siempre se está perfeccionando y tomando clases de costura para potenciar aún más su pyme. 
Si bien antes entregaba sus productos solo en la Región de Valparaíso, de momento su tienda online creció y se vio en la necesidad de expandir el área de despacho. Hoy entrega vestuario infantil en cada rincón del país. 

Pandemia

Como en cada emprendimiento o comercio, la llegada de la pandemia fue un momento difícil. Y es que tras el confinamiento Pamela se quedó sin poder comprar las telas que le gustaban para confeccionar los vestuarios.
“Yo viajaba a Santiago, al Barrio de las Telas en Independencia a comprar, porque son de buena calidad y coloridas como me gustan. También contaba con un lugar en Valparaíso donde compraba, pero luego de la cuarentena ya no podía hacerlo”, afirma.
Ante ese inconveniente, Pamela investigó y encontró a una joven de Limache que vendía telas por internet. La calidad la convenció y comenzó a comprarle para poder seguir confeccionando sus productos. “Son telas super bonitas y buenas, así que ahora estoy trabajando con ella”, señala. 
Actualmente, Pamela tiene la idea de hacer polerones y chaquetas para niños y niñas, y también adultos. Ya que su clientela le pide  mucho. “Me encanta la ropa infantil, pero tengo en mente también hacer para grandes”, concluye. 
El instagram de esta pyme es @pameladurandisenadora y los diferentes vestuarios también se pueden ver por la página web www.pameladuran.cl