Mi Pyme

Joven emprendió en el negocio de tortas personalizadas: "Yo aprendo de cada cliente"

Autor: Pavel Burton H., publicado el

América Umanzor (30) comenzó haciendo tortas, galletas y cupcakes como hobby, pero gracias a su talento ahora es una fuente laboral.

Corría el año 2015 y América Umanzor aprovechó el cumpleaños de su madre para hacerle una torta bonita como regalo. Le puso empeño y el resultado fue como esperaba. Esa fue su primera experiencia y de ahí no se detuvo más. 
Y es que esta joven de San Bernardo continuó haciendo tortas, galletas y cupcakes, pero solo como hobby, ya que su carrera era la Pedagogía en Inglés, pero nunca le gustó. No era su vocación. De hecho también estuvo un tiempo trabajando en el rubro de la hotelería. 
Pero su pasión por la pastelería continuó hasta que un día, en 2018, su actual pololo la motivó a lanzarse con una pyme. “Yo no me creía mucho el cuento, porque jamás pensé dedicarme a esto, pero acá estoy”, cuenta América, ahora con su empresa ya constituida hace un año. 
Uno de los primeros diseños que hizo esta joven emprendedora fue una torta con la figura del cantante Freddy Mercury, hecha para una amiga quien es fanática de la música del fallecido artista. Ella lo publicó y fue de esa manera como fue creciendo el boca a boca. 
“Pese a que he tomado cursos y capacitaciones, yo he aprendido en el camino. Al hacer diseños con tortas , galletas y cupcakes personalizadas, aprendo con cada cliente”, afirma. 
Ahora, América se encuentra realizando un curso de negocios y marketing, con el fin de potenciar aún más su pyme, ya que en su inicio tuvo dificultades en poner en valor su trabajo. 
“Al principio me costó mucho ponerle precio a lo que hago y recién ahora me estoy creyendo el cuento. En el negocio se han incrementado las ventas, pero no he tenido una estrategia bien marcada. Estoy trabajando en eso, en tener un mayor contacto con las redes sociales. Ha sido complicado ordenarme en lo económico, sacar los costos y respetar el valor de mi trabajo” asegura. 

Un taller más grande

Con ayuda de su padre y su pololo, América ahora en su casa cuenta con un taller más grande para poder hacer sus diseños, con horno propio, mesones y nuevas máquinas que facilitan el trabajo. 
Pese al crecimiento que ha tenido como pyme, el delivery de sus productos, que llega a todo Santiago, lo hace ella misma junto a su familia, ya que muchos servicios de despacho “no se atreven a trabajar con pastelerías por lo delicado de sus productos”, cuenta. 
Por ahora, América Umanzor busca seguir potenciando su pyme y su idea es seguir incorporando nuevos productos de consumo diario e inmediato. Pero su gran sueño es tener una pastelería física. “Me encantaría poder ofrecer mis productos en un lugar bonito, donde la gente pudiera sentarse, tomarse un café y pasar un momento agradable”, finaliza. 
Los pedidos se pueden realizar directamente a la cuenta de instagram @tortasamelicias o al WhatsApp +56982298642.