Tema Central

Los detergentes en todos sus formatos también le dan la pelea al Covid-19

Autor: La Cuarta, publicado el

El aseo de las prendas de vestir y otros productos de uso diario como sábanas y toallas resulta tan importante como usar mascarilla y alcohol gel en las manos.

Aunque el mayor énfasis cuando se habla de limpieza y aseo por el Covid-19 se centra en el uso alcohol gel para las manos y el cloro para las superficies, el uso de los detergentes para el aseo de de las prendas de vestir y otros productos de uso diario como sábanas y toallas es también indispensable.

Por eso hoy, en sus diversos formatos y presentaciones, líquidos o en polvo, los detergentes están presentes en la gran mayoría de los almacenes de barrio. "En la actualidad existe un aumento en la demanda por los detergentes líquidos, ya que se disuelven bien y se acrecientan con agua", le dijo a La Cuarta Comerciante el director de la Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad Bernardo O'Higgins, Marcelo Ortiz.

Y al ahondar en el tema señaló que "para estos tiempos es ideal vender recargas, ya que son más económicas y contribuyen con el medio ambiente, debido a que todavía todo lo liquido se maneja en envases plásticos y generan muchos residuos".

Marcas tradicionales

El académico aseguró que si bien el almacenero debería ofrecer nuevas opciones de detergentes, por ningún motivo tiene que dejar de lado las marcas tradicionales, porque "el cliente es leal a sus marcas. Las tradicionales deben competir en precio, pues las personas se ven tentadas a probar los sustitutos de menor valor".

Respecto de a qué deberían estar atentos los almaceneros para sumar otras ofertas para sus clientes, Ortiz planteó que "las nuevas tendencias son los concentrados que se diluyen en agua y por lo tanto ocupan menos espacio y menos envases, lo que los hace más económicos. Generalmente los formatos son de recarga".

"La calidad no es tan importante en los líquidos como los detergentes en polvo, ya que estos últimos cuesta que se diluyan en agua, generando manchas en la ropa e incluso dañando las lavadoras y desagües. Y consideran también un gasto excesivo en agua al tener que repetir los lavados", cierra el docente de la UBO.