Mi Pyme

Bicomm trajo a Chile el Lifi para salvar vidas en la minería

Autor: Comerciante, publicado el

Esta tecnología tiene la capacidad de poner datos, comunicación y hasta internet en el haz de luz de una ampolleta LED.

Antes de emprender, Alfonso Luna (60) trabajó en muchas empresas trasnacionales en diversos rubros. "Siempre digo que he tenido siete vidas", asegura, y recuerda que su último cargo en una compañía aérea le permitió conocer al inventor de la tecnología que hoy él está implementando en Chile.
Se trata de la la tecnología Lifi, que tiene la capacidad de poner datos, comunicación y hasta internet en el haz de luz de una ampolleta LED, a diferencia del Wifi, que recurre a ondas de radiofrecuencia.
Desarrollada por un profesor de física cuántica de la Universidad de Versalles, en Francia, fue creada para soluciones de interior, como edificios corporativos, colegios, hospitales, entre otros, debido a que "no es hackeable, no porque tenga un algoritmo altamente sofisticado, sino porque la luz no traspasa los muros y por eso la información queda protegida", explica.
"Los países más desarrollados del mundo están trabajando en esta tecnología y el Lifi va a llegar a nosotros con mi empresa o sin mi empresa. El protocolo '6G' ya se viene, por lo que tal vez en 5 años vas a ir a cambiar el celular y el aparato tendrá wifi, Bluetooth y Lifi. Es una tecnología que se viene para todo y para todos", asegura Luna.

Uso práctico

Fue ahí cuando decidió fundar su empresa Bicomm Group, "que no es otra cosa que Binary Communication", explica.
Alfonso también cuenta que por su último trabajo vivió muchos años en Antofagasta, lo que le permitió conocer la industria minera, y cuando conoció la tecnología comprendió que podía ser útil para la minería subterránea, "que siempre ha tenido dificultades en cuanto a la geolocalización y la seguridad de su gente".
"Hoy no existe ninguna solución en el mundo de la minería subterránea que te permita tener geolocalización en tiempo real de su gente. Hay tecnologías de otro tipos muy conocidas, como pórticos electrónicos que permiten controlar el ingreso y salida de la gente. Es decir, se sabe quién entró y dónde, pero desde ese momento no existen más registros de lo ocurrido con ese trabajador. Y muchas veces estos datos se recogen en la noche como estadística", relata.
Y detalla que "nuestra tecnología permite saber dónde está el trabajador exactamente y en tiempo real. Incluso eventualmente uno puede observar cómo se desplaza el trabajador a través del túnel. Además, el trabajador podría tocar un botón en su casco y avisar de forma inmediata que tiene algún problema. Si ocurre esto vamos a saber no solo dónde está el trabajador, sino también cuál es el trabajador que está más cerca para ir en su ayuda de manera muy pronta y oportuna".
"También podemos guiar más adecuadamente una evacuación en caso de una emergencia. Solamente usando las luces, con códigos de colores según un protocolo preestablecido, podemos llevar a los trabajadores de manera segura hacia la salida. Además de que se los va acompañando en todo el recorrido desde la sala de control, donde se va viendo cómo avanza la gente hasta que sale el último trabajador. Y como con la tecnología Lifi se tiene acceso a toda la mina en 3D, se puede evitar que el grupo se aproxime a alguna zona de riesgo", complementa.

Otros usos

Alfonso Luna relata que la mayoría del desarrollo del Lifi en el mundo está enfocado en otras áreas, como hospitales, donde todas las comunicaciones son a través de radio frecuencia, ya sea por teléfono, wasap o internet. "En cambio Lifi no usa radiofrecuencia sino luz. Y todos los seres vivos estamos hechos para interactuar con la luz, pero la radiofrecuencia es la misma que está en el microondas, y por eso se sabe que hay una especia de saturación de radiofrecuencia a nivel de vida, del mundo moderno. Vivimos con un celular pegado al cuerpo todo el día, el computador transmite en Wifi, hay un router cerca".
Asegura que en los hospitales buscan bajar la contaminación de radiofrecuencias, que puede estar sobre el límite sugerido por las grandes instituciones de salud. "Por lo anterior, la tecnología Lifi viene a limpiar de las radiofrecuencias a cualquier ambiente de trabajo, incluyendo oficinas, colegios y también el hogar", sostiene.
No obstante, se encarga de recalcar que "el Lifi no viene a reemplazar ni a competir con el Wifi, sino a complementarlo, porque hay problemas a los que el Wifi entregará mejor soluciones y otros para los que será más útil la tecnología Lifi", finaliza.