Mi Pyme

Quiso rescatar sus raíces y emprendió con salsas griegas que son furor

Autor: Pavel Burton H., publicado el

Catalina Basiliu es dueña de Greekdips, una pyme de salsas untables de origen griego gourmet, ideal para acompañar con carnes, pastas o el clásico picoteo.

Corría marzo del año pasado, la pandemia amenazaba nuestro país y el mundo entero, pero Catalina Basiliu solo tenía en mente emprender en algo que ya venía pensando hace mucho tiempo. 
Chef de profesión, con pasos en hoteles e importantes restaurantes, Catalina siempre tuvo la idea de rescatar sus raíces y emprender en algo que la identificara. Su abuelo, emigró a Chile y se asentó primero en Antofagasta, para luego trasladarse a Santiago. Fue así cómo se conformó su familia, su descendencia y también su amor por la comida típica de ese país.
Esta emprendedora cuenta que creció con esos sabores únicos, que hacía su abuelo, en especial unas salsas o dip característicos de Grecia: Hablamos del Tzatziki, Babaganush y Skordalia. 
“Yo tengo una conexión muy grande con Grecia y quería hacer esto desde hace mucho tiempo. No quería emprender en cualquier cosa, sino que algo que tuviera un propósito en mí”, cuenta Catalina. 
Pese a que los inicios del emprendimiento se dieron en plena pandemia, el éxito no tardó en llegar y al poco tiempo de crear su página en Instagram la clientela subió exponencialmente. 
“Probé con amigas primero, con la familia y agarró vuelo rápido. Hice un estudio de mercado, para ver con quién estaba compitiendo, pero no había nada parecido a lo que yo estaba haciendo. No hay productos griegos de este tipo en Chile”, relata. 
Es tanto el crecimiento que ha tenido su emprendimiento, llamado Greekdips, que su historia y sus productos han aparecido en varias revistas del rubro, lo que la han ayudado a aumentar aún más su fiel clientela. 

Tipos de salsas 

Son tres los tipos de dip que ofrece Catalina en Greekdips:
El Tzatziki se destaca por lo aromático, gracias a la mezcla de especias de eneldo y menta, que le dan un sabor único. Se puede acompañar con carnes, con pastas y también para el picoteo en familia, galletitas, papas fritas o salmón. “Es muy versátil, potencia todos los sabores”, señala. 
Otro dip con gran aceptación es el Skordalia, que es un clásico de la gastronomía griega. Es muy consumida el 25 de marzo en Grecia, en su día de la independencia del Imperio Otomano. Según cuenta Catalina, Skordalia “es una explosión de sabores y textura suave, pero a su vez tiene una ligera crocancia de la nuez, que le da un sabor inigualable. La gente que la ha comprado dice que nunca ha probado algo igual. Queda bien con pescado, papas rústicas o pastas”, agrega. 
Por último, en Greekdips también ofrecen el Babaganush, que es una clásica preparación de Grecia, pero muy consumido también en todos los países del mediterráneo como también en la cocina árabe. Es ideal para acompañar con pan pita, tostadas, panes de campo, baguette, cous-cous, ensaladas, etc. 

Proyección 

Actualmente, Catalina ya cuenta con patente comercial de su pyme de microempresa familiar, y en estos momento se encuentra en proceso de captar y buscar más clientes. Pese a que aún trabaja sola, no descarta la opción de tener más trabajadores como un ayudante de cocina.
“En estos momentos hago todo sola, me planifico en la semana, donde en tres días hago full producción y el resto me dedico a potenciar redes sociales y a labores más administrativas”, afirma. 
En cuanto a sus proyecciones, Catalina apunta alto y está enfocada en que su meta llegará. “Buscamos estar en los principales emporios, vender en regiones y poder exportar mis productos. Pero primero, entrar fuerte al mercado nacional, aumentar la producción y estar en las más importantes góndolas del retail”, finaliza.  
 
Catalina Basiliu de visita con el embajador de Grecia en Chile, quien probó los productos de Greekdips y le dio su visto bueno.